30.000 ejemplares de la Biblia en lengua khasi

El noreste de la India sólo está conectado con el resto del país por un estrecho corredor. Esta parte del país está, por tanto, aislada y además es una de las regiones más pobres y subdesarrolladas de la India. La mayoría de la población vive en zonas rurales y pertenece a minorías étnicas desfavorecidas.

Esa zona cuenta con quince diócesis católicas, y aunque la Iglesia Católica sólo esté presente allí desde hace unos 125 años -y en algunas regiones incluso desde hace unas pocas décadas-, esta es capaz de unir a las diferentes etnias, tradiciones y culturas, pues no es la Iglesia de un grupo étnico en particular, sino la de todos.

Muchos creyentes pertenecen a la etnia de los khasis, asentada en serranías remotas surcadas por amplios valles y bosques. Antes los khasis creían en los espíritus y veneraban a los antepasados, pero desde la llegada de los misioneros católicos, muchos han recibido con entusiasmo la Buena Nueva de Cristo. Para estas personas, vivir realmente su fe y profundizar en ella es importante, y su anhelo de conocer las Sagradas Escrituras es profundo.

Ya en el pasado, y gracias a la ayuda de nuestros benefactores, se pudieron distribuir Biblias en lengua khasi en muchas parroquias. Sin embargo, no fueron suficientes para la enorme demanda, y entretanto se ha agotado toda la edición. Los creyentes participan activamente en el apostolado bíblico, y las familias que ya tienen una Biblia leen juntas las Sagradas Escrituras juntas y rezan con ellas. Además, a menudo varias familias se reúnen en grupos y estudian la Biblia. La Iglesia local organiza cursos sobre la Biblia a escala diocesana y parroquial, y también la catequesis se centra en las Sagradas Escrituras.

Sin embargo, muchos creyentes todavía no tienen una Biblia. Como la Iglesia de esta zona remota y subdesarrollada es tan pobre como sus fieles, y como la pandemia ha empeorado aún su situación económica, esta nos ha pedido ayuda para imprimir 30.000 ejemplares de las Escrituras. Para ello necesitamos un total de 58.770 euros, y algunas de estas Biblias se destinarán a creyentes del mismo grupo étnico residentes en Bangladesh.

El Arzobispo de Shillong, Mons. Víctor Lyngsdon, que es quien nos ha pedido ayuda en nombre de las demás diócesis de la región, nos escribe: “Vuestro apoyo será sin duda una gran ayuda para nuestros esfuerzos por hacer que el uso de la Biblia sea aún más popular entre la gente de habla khasi. Que Dios os bendiga“. ¿Quién quiere cooperar?

 

Referencia: 317-08-89

Los seminaristas y sacerdotes te agradecen rezando por ti y por tu familia.