Tanzania: Un vehículo para una parroquia nueva

La Diócesis de Kigoma está ubicada en el oeste de Tanzania, en la zona fronteriza con Burundi. En 2020 se creó la nueva parroquia de Kumsenga, que abarca un territorio muy extenso. Sus siete filiales se encuentran a una distancia de entre 12 y 35 kilómetros de la sede parroquial. Además, en ocasiones el padre Michael Daniel tiene incluso que recorrer 220 kilómetros para asistir a eventos en la sede diocesana de Kigoma.

Pero el sacerdote tiene un problema: carece de vehículo. Para algunos desplazamientos puede alquilar una motocicleta, pero las carreteras son extremadamente malas, y en la temporada de lluvias se vuelven casi intransitables. No es raro que el sacerdote atraviese entonces a pie caminos que se han convertido en lagos de barro. Además, cuando viaja campo a través, también corre peligro de ser asaltado, porque hay delincuentes especializados en el robo de ciclomotores.

Un coche sería más que útil, pero no solo para que el sacerdote pueda llegar con rapidez y seguridad a los lugares donde lo esperan los fieles, sino también porque no hay ningún otro medio de transporte en la región para llevar a enfermos o a mujeres que van a dar a luz al remoto hospital en caso de emergencia. Así, el coche del sacerdote sería también una ambulancia que salvaría vidas.

El párroco católico de Tanzania, el padre Michael Daniel, formando a los fieles
El padre Michael Daniel formando a los fieles

Pero, ante todo, un coche facilitaría mucho la atención pastoral a los fieles. Con él, el párroco Daniel podría impartir clase de Religión en las escuelas de la zona, visitar a ancianos y a enfermos y llevarles los sacramentos, ocuparse más intensamente de los catecúmenos y celebrar la Santa Misa con más frecuencia en los distintos lugares.

Para su Obispo es muy importante que el párroco pueda llegar a la gente. Por eso, nos pide ayuda y reza a Dios para que ayudemos al P. Daniel a conseguir un coche. Nosotros no queremos dejarle en la estacada, por lo que le hemos prometido 26.000 euros para un vehículo todoterreno.

Los seminaristas y sacerdotes te agradecen rezando por ti y por tu familia.