Políticos, obispos y fieles laicos muestran su solidaridad con los cristianos perseguidos en la #RedWeek

Los participantes en los actos de este año escucharon testimonios de obispos de Nigeria, Pakistán y Oriente Próximo, así como testimonios de vida de misioneros y víctimas de la persecución. 

Miles de personas participaron en los actos de la #RedWeek (#SemanaRoja) de 2023 en varios países, desde Croacia hasta Australia.

Esta iniciativa de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) fue elogiada por todos los participantes y recibió una mención especial por parte de destacados políticos como Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido, que la describió en el Parlamento como “un momento importante para demostrar nuestra solidaridad con los cristianos y con todos los perseguidos por su religión o sus creencias en el mundo entero”. Sunak añadió: “Me complace anunciar que hoy iluminaremos de rojo los edificios del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones del Reino Unido en señal de solidaridad”.

En Roma (Italia), varios edificios gubernamentales se sumaron a la iniciativa iluminándose de rojo, entre ellos, el Senado, el Parlamento y el Ministerio de Asuntos Exteriores, además de varias embajadas ante la Santa Sede. 

También los gobiernos de otros países se sumaron a la #RedWeek, incluidos algunos que no cuentan con oficinas nacionales de ACN. Así, el gobierno húngaro organizó una conferencia sobre la persecución religiosa a la que invitó al obispo Wilfred Anagbe de Makurdi, quien describió con dolorosa precisión el sufrimiento de más de dos millones de cristianos nigerianos, desplazados a causa de los disturbios en el país. El gobierno checo, por su parte, que asumió el 29 de noviembre la presidencia de la IRFBA (Alianza Internacional para la Libertad Religiosa o de Creencias, por sus siglas en inglés), inició con un acto el #RedWednesday en Praga. Finalmente, el Parlamento croata celebró una conferencia centrada en el creciente número de delitos de odio por motivos religiosos que se producen en Occidente, que incluyó la presentación del Informe sobre Libertad Religiosa de ACN, y también la iluminación de rojo varios edificios gubernamentales e iglesias.

Al mismo tiempo la oficina portuguesa de ACN ha aprovechado la #RedWeek para seguir promoviendo el Informe sobre Libertad Religiosa en reuniones con los obispos de Setúbal, Oporto, Braga y Évora, en sus respectivas diócesis. 

Testimonios de cristianos que sufren 

Alemania mantuvo su tradición de celebrar la iniciativa invitando a conferenciantes de países en los que los cristianos atraviesan dificultades. Este año, el arzobispo de Lahore (Pakistán), Sebastian Shaw, habló de los beneficios del diálogo interreligioso que él encabeza en su país, pero también denunció los problemas que siguen afectando a las minorías religiosas, como “la presencia de material fomentando el odio en el plan de estudios y los libros de texto pakistaníes, que fomentan la hostilidad y la intolerancia. Nosotros seguimos instando al gobierno a eliminar esos contenidos y a reconsiderar la aplicación de las leyes antiblasfemia. Los planes de estudios sesgados perpetúan el odio hacia las minorías religiosas, lo que las conduce a la alienación y les crea un complejo de inferioridad”.

“Las niñas menores de edad y mujeres de origen cristiano e hindú son a menudo secuestradas, coaccionadas a contraer matrimonio y forzadas a convertirse al islam. Tras la conversión, se ven incapaces de renunciar a la nueva fe y se arriesgan a ser ejecutadas si intentan hacerlo”, añadió el arzobispo. 

El obispo Magar Ashkarian, prelado armenio-ortodoxo de Siria, habló del terrible sufrimiento que padece su país a causa de doce años de guerra, una crisis económica que paraliza el país y, más recientemente, un terremoto devastador, y pidió a los occidentales: “Hagan todo lo posible para poner fin a las sanciones e impedimentos impuestos a Siria, que sólo se pueden calificar de diabólicos y deshumanizadores, y que no sirven para otra cosa que para abocar a la población a la miseria”. 

 

“Para que nuestros hermanos no se sientan solos” 

En Iberoamérica, la oficina nacional de ACN en Colombia ha organizado conferencias a cargo de misioneros que trabajan en el país. La Hna. Mercy Mendoza, originaria de Venezuela, ha dicho que “como misioneras somos enviadas a lugares de conflicto, violencia y pobreza extrema, lugares abandonados por el Estado, y con nuestros testimonios prestamos nuestra voz a las personas que sufren pero que, a través de nuestra labor, disfrutan de la compañía de Jesús. Nosotras nos entregamos por entero para que estas personas puedan conocer a un Dios cercano, a un Dios presente, en medio de su dolor. Entregamos nuestras almas, nuestras vidas y nuestros corazones, como hizo Jesús, para que nuestros hermanos y hermanas no se sientan solos”. 

Por último, en Australia, el arzobispo de Melbourne Peter Comensoli, que estuvo presente en la Noche de los Testigos celebrada en la catedral, dijo al término del acto: “En un país que celebra la libertad y la dignidad de todo ser humano hecho a imagen de Dios, es importante que dediquemos tiempo a rezar y reflexionar sobre la difícil situación de tantos cristianos perseguidos y oprimidos en nuestro mundo. La Noche de los Testigos es una poderosa oportunidad para reunirnos en oración y escuchar de primera mano las historias de mártires contemporáneos que han sido silenciados por compartir con valentía la palabra de Dios. Son estos nuestros hermanos y hermanas en Cristo, cuyas historias nos sacan de nuestra zona de confort y modelan un testimonio de fortaleza y amor en el Señor en todas las cosas”.

Compartir esta noticia: