Leópolis: «El santo padre está presente en Ucrania. Sufre con ustedes»

El enviado del papa visita a los refugiados en los terrenos del seminario de Leópolis.

«Aquí estamos ante un ir y venir. Cada día llegan aquí miles de refugiados», explica el padre Wladyslaw Biszko a la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), organización de ayuda internacional. El sacerdote dirige la casa de peregrinación y retiro de Leópolis. El seminario católico romano también se encuentra en las mismas instalaciones. Desde el comienzo de la guerra, los edificios, en cuya construcción ACN ha contribuido decisivamente, han sido una estación de tránsito para los refugiados de todas las partes de Ucrania. El pasado miércoles, el cardenal polaco Konrad Krajewski, limosnero apostólico y enviado de la Santa Sede,  visitó la casa de peregrinación, que ahora sirve de campo de refugiados.

«No preguntamos por la religión»

La casa está abierta a todos los que buscan protección, explica el padre Biszko. «No preguntamos por la religión. Sin embargo, queremos que la gente sepa que están en un centro católico. Rezamos antes de las comidas y tenemos momentos de oración todas las noches. La gente lo agradece mucho».

«También hay unos 120 refugiados que se alojan aquí permanentemente», informa Biszko. «Están esperando a ver si pueden volver a sus casas». En su mayoría, son madres con sus hijos o personas mayores que no quieren abandonar su patria, o al menos no todavía. La gente duerme en todos los espacios disponibles, incluso en el suelo de las salas de conferencias.

No sólo hay ucranianos entre los refugiados. Los estudiantes que vienen del extranjero, por ejemplo de la India, también tratan de encontrar refugio. Leópolis, Kiev, Odesa o Járkov eran ciudades estudiantiles internacionales muy populares antes de la guerra.

Gracias a todos «los que muestran su amor por Ucrania”

El cardenal Krajewski, que se encuentra en Ucrania desde el martes como enviado del papa Francisco para reforzar la labor de ayuda caritativa de la Iglesia en ese país, dijo durante su visita: «El santo padre está presente en Ucrania, aunque esté en el Vaticano. Está sufriendo con ustedes. Este vía crucis que está viviendo Ucrania ahora, el Papa lo está viviendo junto a vosotros».

El cardenal también recordó que el papa Francisco buscó al embajador ruso ante la Santa Sede tras el inicio de la guerra para «pedirle misericordia y paz.» Normalmente es el Papa quien convoca a los embajadores, no el que va a verlos. El cardenal Krajewski explicó que el pontífice aboga por la paz «de todas las maneras posibles». «Al mismo tiempo, el Papa agradece a todos los que muestran su amor por Ucrania».

En respuesta al estallido de la guerra en Ucrania, ACN ha lanzado un paquete de ayuda de emergencia por valor de 1,3 millones. El dinero se destinará a los sacerdotes y religiosos que trabajan en parroquias, refugios, orfanatos y hogares de ancianos de todo el país. El organismo de ayuda también pide que se rece por la paz en Ucrania.

Los seminaristas y sacerdotes te agradecen rezando por ti y por tu familia.