La Iglesia greco-católica de Donetsk advierte del peligro de tortura a los dos sacerdotes encarcelados

Heine-Geldern: “Culpar a sacerdotes de sabotaje y espionaje nos recuerda a los peores y más oscuros tiempos de los sistemas totalitarios”

El exarcado greco-católico de Donetsk en Ucrania emitió un nuevo comunicado (30.11) sobre la situación de los dos sacerdotes redentoristas arrestados ilegalmente en la ciudad de Berdiansk por las autoridades pro-rusas en la región de Zaporiyia, en el sureste de Ucrania.

El documento, recibido por la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), advierte del peligro de que el padre Ivan Levytskyi y el padre Bohdan Heleta, párroco y vicario respectivamente de la iglesia de la Natividad de la Santísima Virgen María, “podrían ser torturados para obtener de ellos una confesión de posesión de armas”. Ambos sacerdotes han sido acusados de ello ​​por representantes de la administración creada por las tropas rusas.

Según el comunicado, tal confesión podría permitir “una mayor legitimación de una posterior sentencia judicial y un castigo ilegal” para los dos religiosos.

En el comunicado además, se advierte que el padre Bohdan Heleta “tiene una enfermedad para la que necesita tomar medicamentos específicos con regularidad” y que permanecer “bajo arresto y ser torturado representa una amenaza muy grave para su vida».

El exarcado de Donetsk, que no ha podido tener contacto con los sacerdotes, recalca que los dos sacerdotes no habían hecho más que permanecer «en el lugar de su ministerio sacerdotal», cumpliendo «sus deberes pastorales».

Detención durante el rezo por la paz

Según ha sabido Ayuda a la Iglesia Necesitada de fuentes local cercanas al exarcado, el padre Ivan Levitskyi rezaba todos los días, a las 12 del mediodía, una oración por la paz con los residentes en la plaza principal de Berdiansk.

“El 16 de noviembre, él y dos mujeres fueron arrestados mientras rezaban. Las mujeres fueron liberadas el mismo día”, cuenta la fuente a ACN.

Las autoridades pro-rusas llegaron posteriormente al monasterio y arrestaron al segundo sacerdote, Bohdan Heleta. El paradero y el motivo de la detención de los dos religiosos había sido desconocido hasta que la televisión rusa publicó un reportaje sobre los sacerdotes el 24 de noviembre.

Los informes de la televisión rusa citaron el hallazgo de armas y municiones, así como material impreso en ucraniano, como el motivo de su arresto. Entre otros había un mapa que se presentaba como un supuesto plan de batalla, cuando en realidad es un mapa del año 2015 donde se ve un Vía Crucis,  catorce cruces, a lo largo de la línea de fuego, que eran puntos de oración contras los tanques rusos.

¿Represalias por los registros del Monasterio de la Cueva en Kiev?

Fuentes consultadas por ACN sospechan que la investigación en la Iglesia de la Natividad de Berdiansk y la falsa acusación relacionada con armas podríar la respuesta a los registros, por parte del servicio de seguridad ucraniano, del famoso Monasterio de la Cueva de Kiev (Kiev Pechersk Lavra) de la sede de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, la rama ortodoxa respaldada por Rusia.

El exarcado de Donetsk, en su comunicado, “condena los métodos de lucha contra la Iglesia, que son una flagrante violación del derecho internacional, en particular de las leyes de la guerra, y pide la liberación inmediata de los sacerdotes redentoristas Ivan Levytskyi y Bohdan Heleta”.

La fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada une su voz a la del exarcado de Donetsk para pedir, en nombre de la libertad religiosa, la liberación inmediata de los dos sacerdotes detenidos, “culpables únicamente de no haber abandonado a sus fieles a pesar de los peligros que esto supone para consolar a su pueblo y rezar por la paz”, comenta Thomas Heine-Geldern, presidente ejecutivo de ACN. “El culpar a sacerdotes de sabotaje y espionaje nos recuerda a los peores y más oscuros tiempos de los sistemas totalitarios. Pedimos a las autoridades implicadas que recapaciten y tomen todas las medidas posibles para facilitar la liberación de estos religiosos. También pedimos a todos nuestros benefactores que recen por Iván y Bohdan”.

Los seminaristas y sacerdotes te agradecen rezando por ti y por tu familia.