“Calla, para que Dios te defienda” Testimonio de la misionera colombiana secuestrada en Malí

Los seminaristas y sacerdotes te agradecen rezando por ti y por tu familia.