Alimentación para familias pobres del Líbano

El Líbano, antes considerado la “Suiza de Oriente”, está experimentando un declive económico sin precedentes, con un récord en inflación que superó el año pasado la de Venezuela y Zimbabue. La moneda ha perdido el 90% de su valor, el combustible se ha vuelto impagable para la mayoría de la gente y el suministro estatal de electricidad ha colapsado, de manera que solo hay luz durante dos horas al día. La tasa del desempleo juvenil alcanza un 60% y muchas familias apenas pueden permitirse el pan de cada día.

La Diócesis maronita de Baalbek es una de las más pobres del país, y los cristianos son allí una minoría. Su población ya era pobre antes de la crisis, pues disponía de una media de apenas 450 dólares al mes, pero, entretanto, las dificultades se han agravado: el salario mínimo solo equivale actualmente a unos 20 dólares mensuales. El salario medio es de 50-60 dólares. Por ello, para las familias, el pago del alquiler, la electricidad, los alimentos y las medicinas son una pesada carga, y a menudo tienen que elegir lo más apremiante y renunciar, por ejemplo, a alimentos para poder pagar medicamentos o el alquiler.

Familia pobre del Líbano
Visita de ACN a una familia del Líbano.

La diócesis quiere ayudar a las familias más pobres de las parroquias con paquetes de alimentos para paliar la mayor necesidad, y así nos ha llegado un grito de socorro: “Unamos nuestras fuerzas para que nadie tenga que irse a la cama con hambre y para que también estas personas salgan de la crisis lo más indemnes posible y puedan recuperar su fe en la humanidad”. Ayudar aquí también es una contribución a la supervivencia de las comunidades cristianas en el Líbano, donde hay cristianos desde los tiempos bíblicos, pue son cada vez más los que abandonan el país porque ya no ven un futuro para ellos y sus familias.

Nosotros queremos ayudar a la Diócesis de Baalbek a suministrar paquetes de alimentos a las 500 familias más necesitadas que, por ejemplo, tengan un gran número de niños o cuenten con ancianos enfermos. Cada una de estas familias está formada por un mínimo de cinco miembros. A esta causa queremos destinar 65.000 euros. ¿Quién desea contribuir?

Los misioneros necesitan tu apoyo

Con tu ayuda, anualmente ACN Ayuda a la Iglesia Necesitada, apoya más de 5.000 proyectos pastorales en más de 140 países del mundo.